Colaboramos activamente con los servicios de protección del menor en los países en los que tramitamos procesos de adopción, de esta forma podemos ofrecer el mayor apoyo posible a niños que viven institucionalizados. Nuestra meta en el proyecto de cooperación con orfanatos es mejorar las condiciones de vida en centros de menores tanto de niños que son adoptables como aquellos que por diferentes motivos, especialmente de salud, la adopción no será una alternativa viable.

Alimentación, salud física y mental son pilares básicos en el desarrollo, pero nada puede reemplazar el calor de una familia. Apoyamos firmemente la Carta africana sobre los derechos y el bienestar del niño, que reconoce la posición única y privilegiada del niño en la sociedad africana y que afirma que para un desarrollo completo y armonioso de su personalidad todo niño debe crecer en un entorno familiar con felicidad, amor y comprensión, con respeto a sus origenes, herencia cultural y valores de la civilización africana.

Todo tipo de aportación supone un gran beneficio para los niños. ¡Ayudanos a ayudarlos!